Cuida les teves genives. Tens molt que guanyar.


Unas encías limpias y bien cuidadas, no sólo previenen de numerosas enfermedades, también evitan el mal aliento.

En este artículo se describe brevemente qué es la encía, por qué enferma y cuáles son los tratamientos curativos y preventivos que pueden aplicarse en caso de que eso suceda, tanto en casa como visitando al dentista.


La encía forma parte del sistema de soporte del diente a los huesos de la boca, que se denominan maxilares. Si la encía está sana, los dientes están firmemente sujetos y puede masticarse correctamente. La encía sana se reconoce porque se adapta a los dientes de forma festoneada, su color es rosa claro y no sangra (como se muestra en la fotografía).

Pero las encías pueden enfermar. La causa más frecuente es el exceso de bacterias que generan los restos alimenticios que quedan atrapados entre los dientes debido a una mala higiene dental. En la boca coexisten más de 300 tipos distintos de bacterias que se depositan sobre la superficie de los dientes, formando lo que se denomina placa bacteriana o placa dental. Si estas bacterias se dejan crecer demasiado, pueden producir lesiones en los tejidos de las encías, cuya gravedad depende no sólo de que se realice un tratamiento rápido y adecuado, también de la genética de cada persona.

La Gingivitis es la inflamación superficial de la encía, siendo el sangrado su principal señal de alerta.Si no se trata, puede derivar en una enfermedad más grave, la Periodontitis. Ésta consiste en una infección profunda de la encía y del resto de tejidos que sujetan el diente. Puede provocar la pérdida dental y repercute negativamente en la salud general de la persona, aumentando el riesgo cardiovascular, diabético o de partos prematuros. Ambas van acompañadas de un intenso mal aliento o halitosis.

La Gingivitis y la Periodontitis son Enfermedades Periodontales. Y a diferencia de otras enfermedades dentales, como la caries,  no están relacionadas con el consumo de determinados alimentos, sino con la higiene dental.

Por eso, el principal tratamiento preventivo y curativo contra las Enfermedades Periodontales es una buena higiene dental, tanto personal como en el dentista. Asi, se recomienda cepillar los dientes y encías, usar seda dental y enjuagar la boca con colutorio dos veces al día. Además, cada tres meses, se recomienda cambiar el cepillo de dientes y dos veces al años acudir al dentista para que realice una limpieza dental.

Señales de alerta
  • Sangrado o enrojecimiento de las encías
  • Mal aliento
  • Hipersensibilidad al frío
  • Movilidad o separación de los dientes
  • Dientes más largos
  • Pérdida de Dientes

Tratamientos sencillos

  • Mejorar la higiene bucal
  • Limpieza completa de la placa bacteriana
  • Evaluación del estado periodontal
  • Control de placa y bacterias por debajo de la encía (raspado)

No hay comentarios:

Publicar un comentario