Prevenir la càries


Te proponemos unos consejos muy efectivos y fáciles de seguir.

La caries supone la destrucción del tejido dental. La mejor manera de combatirla es la prevención, porque una vez el tejido ha sido destruido, no hay forma de recuperarlo. Te presentamos aquí algunos consejos.
En efecto, una vez destruido, el tejido dental no puede recuperarse y la forma de solucionar el problema es el empaste o la extracción. Sin embargo, si sigues estos consejos, podrás evitar que se presente la caries, esa nada deseada invitada.

Pero... ¿qué es la caries?
La caries es una enfermedad de los dientes que consiste en la destrucción del tejido dental. Este deterioro -que es irreversible- se produce por efecto de la desmineralización que provocan los ácidos generados por la placa bacteriana a partir de los restos de alimentos que permanecen en la boca.

Síntomas
  • Dolor en la pieza dental afectada, que se siente especialmente al comer algo dulce, muy caliente o muy frío.
  • Mal sabor de boca y mal aliento
  • Si se complica, puede producir inflamación y flemón dental

¿Cómo se evita?
La prevención es la única manera de luchar contra la caries, porque una vez que el deterioro del tejido dental se ha producido, la única forma de tratarla es eliminando la pieza dañada en su totalidad o en la parte afectada.

Estos son algunos consejos prácticos que te ayudarán a prevenir la caries:
  1. Cepillarse los dientes después de cada comida. Hacerlo a conciencia para eliminar todo resto de alimentos que pueda provocar la producción de ácido por parte de la placa bacteriana. Y procurar que no pasen más de 15 minutos entre el final de cada comida y el cepillado.
  2. Utilizar una pasta dental alta en flúor. Ya que el flúor interfiere en el metabolismo de las bacterias que provocan la caries, reduciendo su papel patógeno. Además, el flúor favorece la incorporación del calcio a los elementos duros del diente, facilitando su remineralización.
  3. Limitar el consumo de azúcares y caramelos.  Más que la cantidad, limitar la frecuencia con la que se consumen. Evitar especialmente el consumo de alimentos pastosos que se adhieren a los dientes como chicles, y caramelos blandos. Y, desde luego, lavarse los dientes después de tomar alimentos dulces.
  4. Visitar regularmente al dentista. Por lo menos un par de veces al año, para que pueda realizar un diagnóstico precoz, así como el sellado de fosas y fisuras para prevenir la caries antes de que aparezca.
  5. Favorecer la ingesta de alimentos ricos en fibra y que cuidan los dientes. Como por ejemplo la zanahoria y la manzana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario